3 Razones para leer The Devil is a Part-timer!

¡Hola a todos! Vengo de entre las cenizas para traer una nueva entrada, en donde de forma breve, concisa y bonita les trataré de recomendar otra novela ligera. Así que agárrense de sus asientos ya que estas son: 3 Razones para leer The Devil is a Part-timer!

The Devil is a Part-timer! (o Hataraku Maō-sama! que es el nombre original de esta saga) es una serie de novelas ligeras, escrita por el gran Satoshi Wagahara.  La saga partió el 2011 y actualmente tiene 20 volúmenes. Dado su éxito logró tener dos adaptaciones al manga y un anime que se emitió el 2013 con un mediano éxito.

 

Actualmente el panorama de las novelas ligeras está regido por los Isekais (gracias a la nunca bien comprendida Sword Art Online, y sí, seguiré en mi cruzada por esa saga, por Asuna y la patria), que es el tipo de novelas de moda, se vende rápido, es la gallina de los huevos de oro, por tanto, las novelas que no se basan tanto en esto de “me voy a otro mundo de fantasía para luchar/tener mi harem/ ser agua termal/tener un celular” tienen el camino más complicado (pasa en occidente, cuando comienza la moda de vampiros que brillan, magos en escuelas o novelas de suspenso histórico). Así que cuando una novela logra mantener buenas ventas sin estar en lo que la está de moda tiene aún más méritos. Este es el caso de The Devil is a Part-timer!.

La novela nos cuenta  la historia de un rey demonio llamado Satan, quien estando a punto de conquistar su propio mundo, es acorralado por los humanos, por lo cual de repente decide huir para luego regresar con más poder, terminando transportándose al Tokio de nuestro mundo actual y así termina trabajando a tiempo parcial en un restaurante de comida rápida.

Muchos me dirán “eso es como un isekai, pero al revés” y bueno, quizás se uno cierra un ojo y da dos saltos puede verse de esa forma pero no es tan así, salvo por creaciones como Konosuba los Isekais tratan de ser serios, buscan armar nudos dramáticos o enfocarse en el romance y los harem de chicas de edad ilegal. La novela que vengo a proponer es algo así como el antecesor de Konosuba, el padre no reconocido de la popular novela que se ha hecho tan famosa en los últimos años.

The Devil is a Part-timer! logró mantener un nivel de ventas buena en un mundo donde es otro el tipo de lecturas publicadas, eso es un merito y una señal, que nos indica indirectamente la calidad y la gracia que tiene la pluma de este escritor.

Un Segundo motivo para leer esta novela: Buenos personajes. La novela tiene personajes bien logrados, con carisma y buen diseño visual.

Podemos encontrar personajes masculinos y femeninos bien logrados. Dentro de los femeninos, hay tsunderes, que a diferencia de la mayoría de los personajes que buscan estar en este arquetipo, está bien lograda y no es algo plano y forzado. Así, podemos encontrar varios personajes, para todos los gustos, kuuderes, tsunderes, dere-deres, con muchas curvas o sin curvas, y todo sin caer en el fanservice excesivo, logrando siempre mantener la premisa: La comedia.  Así, se mantiene este aire fresco y liviandad que genera leer cada tomo de esta obra.

Por último, siento que es necesario destacar la historia como tal, es complicado llevar a cabo una historia con una premisa “absurda” y lograr mantenerla interesante con el paso del tiempo. Satoshi Wagahara lo logra, en 20 volúmenes sigue sacando risas, sorprendiendo y dejando a sus fans a la espera del siguiente tomo.

Así que ya sabe, si le gustan las monas chinas y disfrutó en el último tiempo con Konosuba, no lo piense dos veces y lea esta novela, si no, al menos vea el anime que algo de justicia le hace a la obra que construyeron Satoshi y 029 (el ilustrador de las novelas)