A un año de su estreno. ¿Vale la pena Mass Effect: Andromeda?

El pasado 23 de Marzo cumplió un año el controvertido Mass Effect: Andromeda; muy esperado por muchos y bastante odiado por lo mismos, sobre todo debido a la gran cantidad de bugs, glitches, y una animación que en realidad dejaba harto que desear. ¿Justifica esto todo el odio que ha recibido y el pobre 7.1 de Metascore, acompañado de un aún peor 4.8 otorgado por los usuarios?

Creo que uno de los factores más importantes a la hora de criticar algo es el hype. Entre más emocionados y expectantes estemos por algo, es más probable que tendamos a decepcionarnos y a hacer mierda un producto, y honestamente es difícil que este título no generara expectativas, sobre todo considerando lo exitosa de la trilogía original y el buen trabajo que hace tiempo viene haciendo BioWare, por lo tanto creo que si vamos a decidir jugar o no un juego popular, no deberiamos tomar demasiado en cuenta las críticas de los más fanáticos, ya que es fácil dejarnos llevar por las expectativas y no dar una opinión realmente objetiva.

Considerando lo anterior, nunca pesqué demasiado toda la mierda que le tiraron, y tampoco tenía mucho con qué comparar, porque es mi primer Mass Effect -aunque no primer juego de BioWare-, y tomando en cuenta que hace rato tenía ganas de jugar con historia, que estaba chato de que me sacaran la cresta en Dragon Ball FighterZ, y que lo encontré nuevo a 10 miseras lucas, quise arriesgarme y ver qué tal. Para mi sorpresa, me gustó bastante, aunque es innegable que los problemas no han desaparecido.

Andromeda es un buen juego

En Mass Effect: Andromeda podemos crear nuestro personaje (femenino o masculino) o bien elegir entre los por defecto, quien tras una serie de eventos se transforma en uno de los “pathfinder” de la “Iniciativa”, que básicamente nos transforma en el responsable de colonizar nuevos planetas para que la humanidad pueda asentarse y prosperar, con todo lo que ello implica; es decir, establecer relaciones diplomáticas con vida alienígena, escanear flora y fauna, enfrentarse a enemigos, jotearse a los compañeros de nave y, en el fondo, dar esperanzas a las distintas razas provenientes de la Vía Lactea.

De hecho, uno de los puntos altos del juego, a mi parecer, es el manejo de razas. Tanto la raza humana como otras pertenecientes a la Vía Lactea son completamente distintas a las que nos encontramos en AndrómedaAngaraKett y Relictos son las razas de la nueva galaxia, y es bacán ver la forma en que se relacionan con nosotros -invasores-, y la forma en que se relacionan entre ellos; sus diferencias, intereses, entendimiento de la sociedad, cultura y vida. En este sentido, siento que este juego tiene personajes bastante ricos, carismáticos y que de verdad dan ganas de hablarles para entender más como funcionan y qué es lo que piensan, y no simplemente para ir desbloqueando nuevas misiones.

Lo anterior viene acompañado de una historia bastante piola, en la que si bien el foco estará en hacer prosperar y hallar un nuevo hogar para la humanidad, también habrá que descubrir los secretos que oculta la “Iniciativa”, encontrar las referencias y vínculos que hay entre este título y la trilogía original, y descubrir las propias amenazas que existen Andromeda.

Finalmente, el gameplay es una especie de híbrido que toma elementos de un shooter en tercera persona y los mezcla con elementos RPG, permitiéndonos además de disparar utilizar habilidades de combate, bióticas o tecnológicas, tanto pasivas como defensivas y ofensivas, e incluso mezclarlas para obtener mejores resultados; todo lo anterior gracias a la progresión de nuestro personaje, que a través de los niveles nos permite asignar puntos a distintas habilidades e incluso seleccionar distintos perfiles dependiendo de la situación, ofreciéndonos distintos tipos de ventajas y permitiéndonos elegir la forma de jugar, yendo desde lo rambo a opciones más tácticas y defensivas.

A pesar de lo anterior, los problemas no han desaparecido

Ya se cumplió un año desde su lanzamiento, y es verdad que desde entonces se han lanzado 6 parches grandes, pero los problemas siguen existiendo. Mientras jugué me encontré con uno que otro glitch y un bug que se repetía generalmente después de morir, y que no me permitía interactuar con nada dentro del juego, y que me hacía perder todo el progreso. Buscando en internet, este problema se presentó desde su lanzamiento, y la única forma de solucionarlo es cargando un save anterior. En realidad no afecta mucho, porque el juego hace auto-saves como cada 2 minutos, pero aún así es una paja que un error así esté presente después de un año y que no haya sido arreglado.

Obviamente se agradece que hayan solucionado otros de los bugs presentes durante el lanzamiento y que también hayan corregido algunos problemas de animación, pero un juego AAA no puede permitirse tener TANTOS problemas en su lanzamiento, y mucho menos dejar algunos sin solución. Todo esto sin contar que probablemente hay varios otros que nunca me encontré.

Punto aparte, el manejo del mundo abierto pudo ser mucho mejor, ya que si bien este juego tiene una buena historia, muchas veces me sentí desconectado de la misma por no entregar un sentido real de urgencia, y pudiendo en cualquier momento parar una misión crítica para ir a bailar, escuchar música o jotear gente. Sin embargo, este es un problema que he visto en casi todos los juegos de mundo abierto que he jugado, y es mejor hablar de ello en otro artículo.

En resumen

Mass Effect: Andromeda es un muy buen juego, pero que recién trás un año de su lanzamiento logró solucionar la mayoría de sus problemas, y que como muchos otros, sufrió las consecuencias del hype excesivo, tal como fue el caso de The Order: 1886. Y es que a veces pagar 45 lucas (o 60 dólares) por un juego que parece incompleto, que está lleno de errores o que es muy corto, da lata y te da esa sensación de que no valió la pena o que derechamente vale callampa. En el caso de Andromeda, es súper posible encontrarlo más barato, y si dejamos de lado nuestros prejuicios, es un juego completamente disfrutable a pesar de sus bugs y que vale totalmente la pena jugar pagando hasta 20 lucas.



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.