¿Acaso Minecraft? Jugamos Steamworld dig

Ya no es secreto para nadie que me vendí al niñoratismo y soy jugador activo de Minecraft, así que voy a partir desde esa premisa, asumiendo que todos ustedes cachan lo que es minecraft, y si no lo cachan, pucha, váyanse a youtube y pongan lo más popular en españa y van a quedar bien informaditos.

Steamworld Dig lo probé casi por accidente la verdad, estaba yo vagando en las ofertas de switch y la consola se me cayó a la cama, al tomarla caché que estaba puesto en ese título, y bueno, 5 dólares son 5 dólares nomás, así que partí sin fe alguna y pucha que me sorprendió para bien.

Steamworld Dig nos cuenta la historia de Rusty, un robot minero que llega a un pueblo en medio de la nada buscando a su tío, de quien no sabía nada hace mucho, llegando al pueblo, nos caemos a un agujero y acá comienza nuestra aventura, donde todo lo que tenemos para avanzar [primeramente] es un pico [picota].

Ya saliendo del agujero, podemos hablar con los habitantes del pueblito, quienes nos irán ofreciendo un sistema de intercambio de minerales por dinero y el dinero lo cambiamos por upgrades de equipo, win win para todos.
Hasta ahí es todo bien simple la verdad, pero a medida vamos jugando, la cosa se hace un poco complicada a ratos, en donde nuestro mayor enemigo será el tamaño de nuestra bolsa y quedarnos sin luz, y puta que es como las weas eso. Se nos llena la bolsa/se acaba la luz y vuelta a subir, entregar el loot y a bajar denuevo, a ratos se hace pajero, eso es innegable, pero realmente es tan entrete el juego que logra hacer de esto un segundo plano y nos enfoca en el gameplay, que a pesar de ser monótono, sabe mantener enganchado sin aburrir, además tenemos teletransportes, así que no hay por dónde quejarse.


Obviamente no es puro minar la cosa, nisiquiera minecraft es puro minar, tenemos que ir sorteando una variedad bien piola de puzzles para hacernos con elementos de upgrade, y también tenemos enemigos, una especie de gente topo radioactiva verde que nos tira weás o correrán a pegarnos, sólo porque sí, así que bien atentos al camino o los van a mandar pa’ la casa y además perdemos el loot, recuperable en todo caso, pero nos cobran una comisión por revivirnos, así que no es ná’ al lote la cosa, más vivaldi y menos pavarotti.

No puedo decir mucho más del juego porque caería en spoilers, pero créanme que es bien entrete y me dejó bastante conforme y con ganas de más, porque es algo corto, lamentablemente, como 5 horas me duró y saqué todo, pero lo disfruté a concho, eso sí, no sé si hubiese pagado el precio completo, lo compré en oferta así que por ahí va mi recomendación, si lo pillan en oferta, denle nomás que lo van a disfrutar harto.
Ya en estos días les voy a hablar de la secuela, que uff, UFF puta que es buena.



Tutturu~ Amante de Blazblue y los juegos de ritmo. No veo monos chinos pero sí los juego.