El ritmo tiene algo que decir; VOEZ

Lejos una de las cosas que más me gusta de los juegos de ritmo es que son eso, nada más que un cochino juego de ritmo donde hay que apretar botones al ritmo de la música y no hay que leer casi nada, motivo por el cual me relaja mucho jugarlos (excepto ese momento cuando está terminando la canción y voy en perfect play, ahí es cuando el paro cardíaco se intensifica), pero VOEZ es otra cosa, si bien no es el primer juego que intenta contar una historia en un juego de ritmo, considero que es muy destacable que lo haga de una manera tan sentimental, clara y seria, dejando de lado el precepto de que debe sí o sí ser ligero, cómico en un 100% o irreal, tocando temas profundos, problemas, y mostrando una vida común y corriente de una forma tan peculiar. Así que por esto y más, demosle.

El bello panel de juego de VOEZ, que más de alguna vez nos dejará wtf por sus colores y movimientos

 

Hablemos de lo importante de una, la diferencia entre la versión de NSW y la versión gratuita para móviles/tablet es que acá tendremos inmediato acceso a TODAS las canciones en todas sus dificultades, las que nos generarán “coins” de manera mucho más rápida para así poder usar el gacha integrado al juego y poder desbloquear nuevos iconos de jugador, que si bien sólo son un adorno, siempre es divertido jugar unos gachas sólo por diversión.

En VOEZ tomamos el papel de espectador, un mero lector de un diario que nos irá contando el acontecer de un grupo de personas pasando por todas las emociones, cambios, cuentos y anécdotas de una vida cotidiana que a veces olvidamos el impacto que pueden provocar, pero eso sí, ¿no sería muy fácil llegar y leer todo de una? Es por esto que se implementa una modalidad de challenges para desbloquear páginas del diario, en donde generalmente se nos pedirá jugar X canciones en X dificultad, por lo cual tendremos que probar todas las dificultades queramoslo así o no.


Nuestro diario con un lindo gatito pastel

 

En cuanto a su modo de juego VOEZ es un juego que se asemeja mucho a su gran “antecesor” por decirlo de alguna manera, Deemo, ya que también tendremos que jugar en una especie de piano, pero esta vez con canciones muchísimo más variadas y  frenéticas en el último nivel de dificultad, ya que los 3 estilos de notas: normal, sostenido y repeat, se las ingeniarán para hacernos pasar un mal rato (Eterno odio a ti Double Dragon, algún día, algún día…).

Hace no mucho tiempo se confirmó por parte de Rayark, que el juego tendrá una versión física en japón, la cual saldrá a la venta el próximo año y tendrá el maravilloso feature de jugar con botones, cosa que personalmente me interesa bastante y quizás termine re-comprándolo, aún si no llega por estos territorios, porque la enfermedad de los juegos de ritmo es grande en mí.

 

Bella edición física, te necesito 🙁 

Les recomiendo mucho VOEZ si es que son fanáticos de los jueguitos de ritmo y no tienen la intención de ir comprando canciones una por una en una versión móvil, ya que si bien 25 dólares puede parecer una suma elevada en un principio, termina por justificarse muchísimo con la cantidad de contenido y lo bellas que son las ilustraciones, además de que sus creadores aún siguen lanzando contenido gratuito para el juego, expandiendo así la biblioteca de canciones e integrando canciones de Deemo y The legend of the Dark Witch.



Tutturu~ Amante de Blazblue y los juegos de ritmo. No veo monos chinos pero sí los juego.