Pilotea la égida Rex, o Addam tendrá que hacerlo otra vez; Xenoblade Chronicles 2

Comenzaré esta reseña con este meme que describe perfectamente el por qué me compré este juego:

Habiendo esclarecido aquel importantísimo punto, prosigo con la reseña.

Xenoblade Chronicles 2 se nos presenta como una secuela directa de Xenoblade Chronicles [Wii], pero la verdad es que, obviando el sistema de auto-ataque y la similitud/repetición de algunos enemigos, podríamos tomarlo como un todo completamente distinto debido a la variedad de mecánicas que se han implementado y el sistema de combate en base a ataque-support por decirlo de algún modo, pero entremos en detalles, no sin primero señalar lo bella que es esta figura y lo mucho que la deseo en mi vida.

Pyra mejor chiquilla.

Xenoblade 2 nos cuenta la historia de un chiquillo llamado Rex, un huerfanillo que cumple el rol de busca tesoros [buceador] en el mar de nubes para llevar el pan a la mesa, quien se verá desenvuelto en una aventura que jamás pensó vivir por el sólo hecho de anhelar un mejor estilo de vida y aceptar una propuesta de trabajo. A medida avanzamos la historia, diversos personajes se irán uniendo a nuestro equipo, tal cual xenoblade 1 o cualquier rpg del estilo japochino, dándonos una variedad de juego en donde podremos decidir a quién manejar y qué habilidades aplicar, todo esto sujeto al tipo de arma que nos brinde nuestro blade. Así que por tanto, corresponde la explicación del sistema Blade-Piloto.

Es tan simple como suena la verdad, un blade es un support que nos otorga ataques y habilidades de cierto elemento y un piloto es quien hará uso de estas habilidades, también un piloto es el personaje al cual tendremos la posibilidad de manejar.

Poniéndolo en resumidas cuentas, el destino conducirá a Rex a convertirse en el piloto de la blade legendaria y la más fuerte conocida hasta el momento, cosa que lo hace replantearse si está o no a la altura de tal blade y si podrá proteger así lo que ama y a quienes ama, dándonos un salpicón de compañerismo y confianza por doquier, donde los personajes irán compartiendo sus historias de vida a medida avancemos en la historia y lloremos, riamos y disfrutemos junto a ellos mientras recorren los diversos titanes para llegar a Elíseo y terminar con todos los males que acechan Alrest.

 

 

Habiendo ya tratado la base del sistema de juego y combate, podemos ahondar en aspectos más entretenidos, tales como la historia, la combinaciones, música y etcs varios que corresponde comentar, porque al menos por mi lado, me sentí bien conforme de principio a fin mientras jugaba esta belleza.

Como mencioné, mi mayor influencia para probar Xenoblade 2, además de que probé el 1 y me gustó harto, era la hermosa Pyra, porque la vi y me enamoré perdidamente de su par de ojos… En fin, me alegro de haberle dado la oportunidad, ya que la historia tiene de todo, absolutamente de todo, cuando digo todo, es todo, humor por doquier, drama, romance, tristeza, felicidad, más humor, trapitos [Si bien no es parte canon de la historia, existe]y un infinito etc debido a la cantidad de sub-quests que nos permite llevar a cabo este juego, que al igual que sus entregas anteriores, nos demuestra que la historia principal, a pesar de ser una gran parte del juego, no termina por ser un total y nos da paso a todo un mundo post game por descubrir, e incluso podría mencionar que debido al sistema de “gacha” que posee Xenoblade 2, el factor suerte se convierte en un sumador de tiempo interminable ya que tendremos que abrir cristales hasta el infinito esperando que los dioses se apiaden de nosotros y nos den la blade que tanto queremos [Genralmente KOS-MOS ] o simplemente la que nos falta para llenar la pokédex.

 

 

Avanzando con el aspecto de la música, en la primera entrega sentí bien aburrida y monótona la primera canción, la cual no se sentía un gran cambio hasta que avanzábamos hasta más o menos la mitad de la historia y llegábamos a Mekonis, pero acá es todo distinto y nos lanzan un buen tema potenciador de adrenalina desde un principio el cual sirve de igual manera para palear el eterno tutorial que nos tenemos que mamar para avanzar el principio del juego, en donde nos enseñarán hasta a caminar, pero ojo, el tutorial es muy necesario porque se viene infinidad de mecánicas que tenemos que aprender para lograr sacar provecho a las ventajas en batalla. En cuanto a los temas ambientales si bien pasan desapercibidos, logran el objetivo de ser amenos pero son totalmente olvidables, sin dejar nada en el jugador pero de ninguna forma siendo molestos, por tanto, pega mitad hecha diría yo.

Saltando a las mecánicas, sin duda que este punto junto con la historia son los más fuertes, ya que probablemente todos pasan por prueba y error hasta lograr dominar [y quizás ni siquiera del todo] el sistema de combate que nos presenta Xenoblade 2, en donde tendremos que tener en cuenta una tabla de ventaja/debilidad de elementos que al menos a mí se me confundió harto con los pokemonos y no tenía nada que ver por lo que siempre la cagaba, un sistema de consecución de ataques de piloto para lograr conseguir items y meter más daño, pero la dinámica real y la más entretenida la encontramos en los combos de blade, en donde tendremos que encadenar una serie de ataques de elementos para así llegar finalmente a un especial de nivel 3 que nos brindará potenciadores o nos curará según sea el caso del personaje.

Uno de los combos que más veremos durante el transcurso del juego, aparte vean esos ojos, bellos ojos.

 

Uno de los puntos que ha sido criticado en internet es la desproporción de algunos blades e incluso han sido tratados de feos o mal hechos, y si bien en algunos casos no podría estar más de acuerdo, también vale la pena destacar a belleza de otras blades y el trabajo de voz que encontramos tras las blades, ya que podemos encontrar a la gran Aya Hirano entre tantos otros próceres del voice-acting. Otro de los temas que ha sido criticado por un pequeño y estúpido nicho es el tema de la censura, y al respecto sólo puedo decir, puta la weá, más lo que se webió para que Nintendo la cortara con la censura y más lo que se reclamó por esto, para que ahora un conjunto de idiotas venga a meter ruido con respecto a que quieren ver a las chiquillas con más ropa, sólo me queda decirles que se pueden ir bien a la chucha, saludos.

Retomando lo importante, Xenoblade 2 en ningún momento me causó esa sensación de hastío mientras lo jugaba, no así como han hecho un montón de juegos en el último tiempo, donde termino por delayar mi camino de juego sólo por el ” qué paja esa parte, otro día”, acá lo más que sentí fue ” puta está lleno de enemigos esta weá, pero ya filo, total es entrete pelear”, así que no puedo dejar de destacar lo entretenido del sistema de batalla, que jamás terminé de aprender la totalidad de mecánicas y me entretuve harto intentando sacar un buen combo de más de 1 palito de daño.

Para ir terminando esta reseña, realmente no puedo dejar de destacar la calidad de la historia, que si bien he leído por ahí que es débil en comparación a la primera entrega y nos ofrece menos exploración en comparación con Xenoblade Chronicles X, Xenoblade Chronicles 2 logra crearse un lugar entre los grandes títulos de switch destacando con su sistema de combate que podría perfectamente pecar de monótono, pero en ningún momento se siente así debido a la cantidad de combinaciones que podemos conseguir y al número de blades que tenemos disponibles para ir variando el gameplay. Totalmente recomendado y pueden tener por seguro que conseguirán invertir una gran cantidad de horas en esta delicia de j-rpg.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Este claramento NO es uno de los motivos por los que quise comprar el control de Xeno 2…



Tutturu~ Amante de Blazblue y los juegos de ritmo. No veo monos chinos pero sí los juego.