¡Kame-Hame-Ha! Reseñamos Dragon Ball FighterZ

El nivel de hype que me produjo el anuncio de Dragon Ball FighterZ fue sobre 9000, y tras probar la beta aumentó aún más. Estaba, pero es que verde porque llegara rápido el 26, y se pueden imaginar que obviamente mis expectativas eran súmamente altas, lo que muchas veces es un gran problema. Afortunadamente, en este caso Dragon Ball FighterZ es todo lo que esperé, recomendado a cagar, y les vengo a contar por qué.

Desde que supimos que el nuevo título de Dragon Ball estaba siendo desarrollado por ArcSys, inmediatamente supimos dos cosas: va a ser el mejor juego la saga, y va a estar completamente enfocado en el ámbito competitivo, tanto en torneos locales como en su modo online. Tener esto claro es súper importante, porque comprar este título pensando que vamos a deleitarnos con un tremendo modo historia es estar totalmente equivocado, porque este juego se trata de PELEAS, no historia, PELEAS, y en ese aspecto es simplemente la raja.

El modo historia, en mi opinión, vale callampa. No es que la historia sea mala, sino que el modo y la forma en que se juega es fome. En primer lugar, este modo se divide en 3 arcos, el de los guerreros, de los villanos y el de androide 21, cada uno revelándonos un poco de historia, que en general es entretenida y muy acorde a la saga, con cutscenes bastante piolas y diálogos que son súper naturales y reales, casi como sacados del anime; onda, cada personaje tiene su personalidad perfectamente retratada, y es todo demasiado fiel a la fuente, lo que se agradece.

El drama, para mi, es que hubiese preferido un modo historia más clásico, tipo “historia -> pelea con cierto personaje -> historia -> etc”, y acá, en cambio, nos presentan un tablero y un determinado número de turnos. Al principio es entretenido ir por el tablero, peleando contra clones de los personajes, subir de nivel y reclutar nuevos personajes para nuestro equipo, pero cuando el tablero está lleno de peleas que son ultra fáciles empieza a dar paja jugarlas, aunque claro, la gracia es que en cada pelea, dependiendo de a quien nos enfrentemos y la composición de nuestro equipo, podemos desbloquear conversaciones entre personajes que son bien entretenidas, pero en serio me da paja hacerlo. Como dije, al principio entretiene, pero terminar el primer arco peleando más o menos 80 veces contra una CPU en nivel -10 (y yo soy malo hueón, soy malo, así que si digo que la CPU es nivel -10, en realidad podría ser -100) es tremendamente pajero, la dura. Y lo peor es que es obligatorio jugarlo para desbloquear a Androide 21.

Animaciones muy fieles a las originales

Respecto al resto de modos offline, tenemos las batallas locales, torneos y el modo arcade. En cada uno, obviamente hay que pelear, y el modo arcade -sobre todo en sus modalidades hard– es bastante desafiante y te ayuda harto a mejorar tus habilidades con los personajes, a diferencia del modo historia. Además, y si no compramos la edición día 1, superar los modo arcade en hard nos hará desbloquear a los personajes Gokú y Vegeta (SSGSS).

Ahora a lo importante, el modo online. Gracias a una primera fase fallida de la beta, los servidores funcionan perfecto. Mi ISP es VTR -del que todos se quejan bastante- y mis peleas han sido todas sin problemas, no ha habido desconexiones ni lag, y solo me botó una vez del lobby, aunque no estoy seguro si fue por problemas de conexión o porque estuve demasiado tiempo inactivo.

El juego tiene un matchmaking bastante piola, y me ha emparejado en la mayoría de las ocasiones con otros jugadores de nivel similar al mío -un poquito más alto o bajo-, y es acá cuando nos damos cuenta que, a pesar de que el juego ha sido un tanto criticado debido a los auto combo, no sirven de casi nada a la hora de meternos de lleno a las peleas ranked. Cuando vamos subiendo de rango los jugadores son más hábiles, y el auto combo casi no se ve, y usarlo no es muy útil, ya que es muy fácil para nuestros oponentes adivinarlos y luego sacarnos la chucha a combos reales. Ahora, algo que me gustaría aclarar si es que leyeron mi comentario sobre la beta, es que mencioné que había un castigo al ki por usar los auto combo, cosa que es totalmente falsa, y lo dije porque mal entendí alguna wea, tuve un lapsus, soy un saco hueas, no sé, pero la cosa es que es mentira 8D.

Finalmente, y habiendo probando a casi todos los personajes, puedo decir que efectivamente todos son distintos, aunque aprendiendo a usar a uno ya hay una base que es aplicable a casi todos. Sin embargo, también hay personajes bastante únicos y que requieren de harto más trabajo, como Hit, Androide 21 o Beerus.

En conclusión, Dragon Ball FighterZ es un juego enfocado mucho más en quienes queremos disfrutar de un buen juego de peleas, que quieren dedicarse en el modo competitivo y que están dispuestos a perfeccionarse con algunos personajes. Si, por otro lado, ustedes quieren disfrutar del modo historia y encontrarse con algo mucho más similar a Xenoverse, creo que este juego no es para ustedes, ya que si bien la historia es buena y el modo podría ser disfrutado por algunos, es corta y dudo que valga las 35-45 lucas; ahora, si ustedes quieren meterse en el online, ir a torneos competitivos y en el fondo jugar un auténtico juego de peleas de Dragon Ball, este es un tremendo must.



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.