[Hagamos Justicia] Nioh y un nuevo aire al género

Si hablamos de sagas que se han hecho populares en los últimos años, sin lugar a dudas la saga Souls es una de ellas, y cómo no, si es tremenda. De hecho, su popularidad llegó al nivel en que Sony solicitó a From Software un título exclusivo para la PS4, Bloodborne. Obviamente, tras su éxito cacharon que al público le gusta este tipo de juegos, y se adjudicaron la exclusividad (sí, porque la versión de PC no es más que pedazo de carne en forma de port para dejar a los adictos al aire tranquilos) de otro título que utiliza la misma fórmula: Nioh.

Nioh tiene un metascore de 88, y 85 por parte de los usuarios. Nadie ha dicho que sea malo, pero ¿por qué, entonces, quiero hacerle justicia? Simplemente porque no se habla lo suficiente de este título. Es verdad, no alcanzó -en notas- a juegos como Persona 5Horizon: Zero Dawn Super Mario Odyssey, pero para mi sigue siendo el GOTY de este año, y merece -al menos- ser mencionado entre los grandes del 2017.

Merece más, por la chucha 8(

Es cierto, Nioh no es un juego particularmente novedoso, ocupa la misma fórmula que los juegos de las sagas SoulsBorne, pero destaca y brilla con luces propias gracias a su mejorado gameplayTeam Ninja tuvo la suficiente inteligencia para desarrollar un juego que toma todo lo bueno que nos ha entregado From Software, y además añade su toque propio al gameplay, que da una frescura súper necesaria y que funciona perfecto.

William, nuestro protagonista

La diferencia más marcada entre Nioh y el resto de títulos dentro del género, es su velocidad y fluidez, lo que obviamente se ve favorecido por los 60 fps constantes. Pero más allá de eso, la novedad está dada por las posturas. ¿Posturas? Como es de esperar, nuestros ataques dependen del arma que utilicemos, permitiéndonos acomodar nuestro modo de juego como más nos guste, habiendo armas pesadas, normales y livianas, lo que obviamente repercute en un gameplay más lento, normal o rápido, respectivamente. La gracia está, en que además de estas variaciones en ataque, nuestro personaje podrá utilizar tres tipos de postura: alta, media y baja.

El sistema de posturas hace que el gameplay se sienta renovado y fresco, además de agregarle dinanismo, dejando un poco de lado la observación y estudio en las batallas, tomando un rol mucho más activo en las peleas, sin limitarse a solo reaccionar.

Las posturas altas nos permitirán atacar desde arriba con más potencia y ocupando más energía, mientras que postura baja nos entrega un modo de juego más rápido, con menos coste de energía y que aumenta mucho la movilidad del personaje, pero obviamente ocasionando menos daño. Finalmente, la postura media es el enfoque más tradicional, ofreciéndonos un equilibrio entre velocidad y potencia.

Muestra de posturas con una katana

De esta manera no solo tenemos distintos modos de combate de acuerdo al arma que elijamos, sino que también cada arma nos ofrece 3 estilos distintos, y que  puede cambiarse in-game, sin necesidad de acceder al menú, haciéndolo realmente dinámico y entretenido. Ah, y los enemigos también pueden hacerlo, volviéndolos -un poquito- menos predecibles y más complicados.

Además de todo lo anterior, cada tipo de arma nos va a permitir desbloquear skills, aumentando la variedad de nuestros ataques, parrys, etc. Y en cuanto a skillsNioh también saca provecho de su contexto (Japón), dándonos la posibilidad de mejorar nuestro ninjutso a través de pergaminos que nos darán nuevas habilidades, o también nuestras habilidades de ninja, utilizando bombas de humo, kunai, shuriken, etc, lo que al final nos da la opción de jugar a través del combate directo, o basar nuestro combate en trampas y trucos ninja.

Menú de selección de misiones

Pasando a otro tema, una diferencia de este juego, y que quizá a los fans más acérrimos de la saga Souls no gustó, es que no hay un mapa que se encuentre conectado, ya que, de hecho, el juego tiene un sistema de misiones. Si queremos avanzar, seleccionamos una misión, y llegamos a un lugar determinado, siendo imposible ir de un lugar a otro caminando. ¿Es malo esto? No. Es distinto, y puede que haya gente a la que le guste, como a otra que no. Lo que nadie puede negar, es que la cantidad de misiones es bastante larga, y si bien hay algunas en que se reciclan harto los jefes, no son para nada aburridas, y son cada vez más desafiantes, sobre todo algunas misiones en que tenemos que ir contra más de un jefe a la vez.

Quizá el único punto bajo de Nioh es su historia. En mi opinión no hay mucho que decir, ya que en general es fome, aunque lo bueno es que el juego tampoco se enfoca en eso, entonces no te llena de cinemáticas ni de diálogos, pero está ahí por si alguien quiere ponerle atención, lo que se agradece. Además, hay una biblioteca con lore sobre los personajes y demonios, pudiendo profundizar sobre algunas criaturas del folklore japonés, además de personajes históricos, y eso siempre es bacán para meterse más en el juego y conocer más sobre el universo que nos presentan.

Jorogumo es uno de los enemigos en Nioh,  y parte del folklore japonés.

En resumen, Nioh es un juego que, en mi opinión, está muy por sobre Dark Souls II, III e incluso BloodBorne, pero por alguna razón no recibió la atención que se merece. Es un juego que tiene un mucho mejor gameplay que Horizon: Zero Dawn, por ejemplo, y con una historia casi tan reguleque, pero que ni asoma como candidato al GOTY de este año, lo que es injusto.

Nioh es un juego que cualquier fan de este género, cualquier fanático de la cultura japonesa, de los demonios y los personajes históricos, tienen que probar. Es un tremendo juego que simplemente no recibió tanta cobertura mediática como otros, quizá simplemente por aún ser parte de un nicho que está cada vez más cerca de dejar de serlo, y que agarra cada vez más adeptos.



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.