[Hagamos Justicia] The Order: 1886

Si hubiese una categoría para el ‘juego más hecho pebre :v durante el año’, de seguro The Order 1886 se lleva el premio. Las malas críticas y el hecho de que fuera desarrollado por Santa Monica Studio en conjunto con Ready at Dawn, encargados de una de mis sagas menos favoritas, God of War, hacían que mis ganas de probarlo fueran prácticamente nulas. Sin embargo, llegaron las ofertas y comprarlo por la módica suma de $10 dólares se me hizo muy tentador. Dicho y hecho; y aprovechando las ventajas de las cuentas en PS4, lo compartí con Pixel y lo jugamos, terminamos y nos gustó. ¿Nuestra conclusión? Debemos hacerle justicia.

Las críticas a The Order 1886 son numerosas, destacan principalmente el tema de la poca duración, animaciones que se repiten, poca cantidad de armas, enemigos iguales y la falta de un modo multiplayer u online. Muchas de las críticas realizadas son totalmente justificadas, pero pareciera que todos se olvidaron de destacar todo lo bueno que este título tiene que ofrecer, y es justamente lo vamos a hacer.

Uno de los mejores momentos del juego

En esta época estamos acostumbrados a juegos que muchas veces nos ofrecen cientos de horas, pero ¿que un juego sea largo o corto indica que sea bueno o malo? No, y The Order es la prueba máxima de aquello. Jugando en dificultad difícil, y dependiendo de nuestra habilidad, podría durar entre 8 a 12 horas, por lo que efectivamente es un juego corto, pero de mucha calidad.

No nos encontramos frente al gameplay más innovador, pero tampoco estamos frente a un juego muy distinto de The Last of Us por ejemplo, el cual ha sido ampliamente aclamado. Prácticamente estamos frente a la definición de “juego lineal”, pero con una historia muy interesante, con el mejor apartado gráfico de la generación y música que acompaña todo lo anterior de manera perfecta. ¿Cual es el resultado? Una inmersión que pocos títulos consiguen, y que nos hacen querer seguir avanzando en la historia, que por lo demás, en ningún momento aburre ni latea (¿Aló, Fallout 4? Fomeeee)

Un joven Nikola Tesla

También se menciona que las cinemáticas se repiten y que hay muy pocas armas. Ambas afirmaciones son falsas. Ninguna cinemática se repite y las armas son más que suficientes para la duración del juego. Lo que sí se repite es específicamente una sección de QTE al comienzo y al final, lo cual es bastante decepcionante, pero es algo que no opaca para nada el resto del juego y el cómo llegamos a esa situación, el contexto del juego. Respecto a las armas, de hecho se extraña que no haya algún tipo de multiplayer para poder darles más uso, ya que hay armas bastante interesantes que podemos usar por a penas unos minutos, como la Lanza de Inducción o el Rifle Termal, ¿Obras de quien? El mismísimo Nikola Tesla hace aparición en el juego, cual Da Vinci en Assassin’s Creed, para hacernos probar sus artilugios adelantados a la era, con la oportunidad hasta de intrusear en su laboratorio, un detalle poco valorado.

Algo que se podría haber pedido es quizás un poco más de tiempo para conocer los trasfondos de los personajes, como del mismo Nikola, o del Marquis francés, Ringabel Lafayette. En fin, la historia esta construida de una forma tan fugaz y redonda, que quizás agregar más de la cuenta podría haber sido arriesgado para el producto final.

La variedad de enemigos es nula, sí, pero no olvidemos el contexto del juego. ¿Qué más podemos tener? En el universo de The Order existen 3 razas, por decirlo de alguna manera: humanos, lycans y vampiros. Durante el juego podemos enfrentarnos a los primeros dos, tal vez extrañando la posibilidad de matar a unos chupa sangre, pero si jugaron y vieron las escenas post-créditos, podemos estar seguros de que al menos en un principio estaba la idea de desarrollar una segunda parte en la que es muy probable pudiéramos enfrentarnos a ellos también.

The Order: 1886 es, gráficamente, espectacular

The Order jamás brillará por un gameplay totalmente innovador, o una duración despampanante, de la mano con el más asombroso multiplayer que jamás tuvo para la queja de muchos, pero al cual le darían bola solo un par de meses. No. ¿Pero acaso brilla por eso mismo el último Carlos Call of Duty, el cual se lleva premios y notas sobre el 80 en las páginas más reconocidas del internet? Ni cagando.

The Order 1886 es un viaje bien narrado, con una jugabilidad ultra reciclada, pero a la vez bien cuidada; con pocos pero entrañables personajes, dando vida a cada rol de forma seca; con el mejor apartado gráfico que se ha visto en esta generación hasta el momento y una banda sonora totalmente a juego; y como todo título habido y por haber, tiene sus altos y bajos marcados, pero, luego de disfrutar cerca de 10 horas de juego y una excelente historia, lo único impresentable que puedo encontrar es la forma en que la crítica “especialista” lo trató y la exigencia de GOTY que se le impuso antes de siquiera tenerlo en las manos.

 



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.