[EL VHS] Bajos, motos y robots ¡FLCL!

Dejando de lado series clásicas y trilladas como Pokémon, Dragon Ball Digimon, mi primera aproximación al mundo otaco debe haber sido a los 12-13 años con FLCLFlClFuri Kuri o como chucha quieran escribirlo, que a pesar de tener solo 6 episodios, logró engancharme muy rápido y mantenerse en mi cabeza hasta el día de hoy; de hecho es tan la raja que cada cierto tengo que volver a verla.

¿Qué es FLCL?

Para contextualizar, FLCL se desarrolla en un “tranquilo” pueblo llamado Mabase, cuyo único atractivo es una extraña fábrica con forma de plancha llamada Medical Mechanica y que, supuestamente, se dedica a la producción de máquinas médicas. Sin embargo, en palabras de nuestro protagonista Naota Nandaba a.k.a Ta-Kun“nada maravilloso ocurre” en Mabase… Afirmación correcta hasta que Haruko Haruhara, una piteá’ waifu chica de pelo rosa, llega -con su Vespa SS180 y su bajo Rickenbecker 4001– a dejar la cagá’ en el pueblo y la vida de nuestro protagonista.

En los 3 primeros minutos del primer episodio Haruko hace su entrada triunfal atropellando al Naota y golpeándolo en la cabeza, para posteriormente intentar reanimarlo mediante respiración boca a boca; suceso que por una parte marca un antes y un después en Mabase, y además sirve como punto de quiebre en la extraña relación entre Naota y la ex-novia de su hermano, Mamimi Samejima, una chica sin hogar y totalmente a la deriva.

Luego de recibir don golpe, hueás muy raras cosas extrañas comienzan a ocurrir en el que antes fuera un tranquilo pueblo. Robots, aliens y organizaciones secretas hacen que Mabasese transforme en un lugar mucho más interesante y caótico.

¿Por qué deben ver FLCL?

Por una parte, estamos ante una serie que en 6 capítulos es capaz de presentarnos un montón de tonteras que es medio difícil procesar a la primera. FLCL, a pesar de tener momentos bastante tranquilos, es una serie muy caótica; nos vamos a encontrar con un montón de diálogos sin sentido y rápido, escenas de acción muy la raja (gracias Gainax) y un soundtrack a cargo de The Pillows que acompaña de manera perfecta. El soundtrack es tan bueno que los momentos tranquilos se vuelven más pasteros y los momentos frenéticos lo son aún más.

Por otra parte, y pese a que FLCL carece de lógica, cuando la vemos con un ojo menos superficial (o intentamos buscarle la quinta pata al gato) nos podemos encontrar con algunos puntos súper interesantes y profundos, sobre todo en lo que respecta a los personajes.

Los protagonistas -y algunos secundarios- son bastante complejos; cada uno tiene una personalidad bastante marcada, sus problemas y sus metas, lo que enriquece la narrativa media enredada que se nos presenta. Casi todos son estudiantes de colegio y, se podría decir, están en ese periodo de cambios; entre la pseudo-madurez, el auto conocimiento y la pasta propia de la edad. Así que si intentamos ir un poco más allá hay bastantes cosas que se pueden rescatar, encontrándonos con una realidad que tampoco se aleja demasiado de la nuestra.

Después de todo, en general nuestras vidas son “Mabase”, y seguramente en más de una ocasión pensamos algo

Una Mamimi enojada

bastante parecido a “nada maravilloso ocurre acá”, porque por más que lo neguemos, es imposible que no hayamos caído en el despreciable aburrimiento, en esa monotonía culiá que nos hace pensar de más y darnos cuenta que estamos quietos haciendo nada.

Igualmente, al estar en ese limbo de “nada”, aburridos y chatos, en más de una ocasión nos ha ocurrido algo o alguien –una Haruko que llega a revolucionarlo todo, que hace nuestra vida se de vuelta y parezca, aunque sea por un corto periodo de tiempo, caótica, frenética y viva.

Finalizando

Han pasado 15 años desde que se estrenó FLCL y no tiene absolutamente nada que envidiarle al anime de hoy en día. No es muy exagerado decir que esta serie tiene realmente de todo. ¿Les gusta la acción, la historias enredadas, irse en la profunda y la buena música? FLCL lo tiene. Hasta tiene un poco de romance, pero no en exceso, para los que les gusta la mamonería.

PD: Si quieren otra razón, unos meses se confirmó que FLCL tendrá una segunda y tercera temporada en Adult Swim fijadas para finales del 2017 y principios del 2018 cada una, así que es un buen momento para ver la primera temporada y sumarla a su currículum otaco.



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.