El intento de B: The Beginning [Opinión]

B: The Beginning fue producido por Production I.G junto a Netflix, haciendo su estreno mundial el pasado 2 de marzo contando con 12 episodios. Es un anime original creado y dirigido por Kazuto Nakazawa, siendo también el encargado del diseño de personajes, motivo por el que es evidente notar las claras similitudes que existen con el anime de Watanabe: Zankyou no Terror, en la que también se encargó de dicha labor (y no sólo por el diseño, que hay varios puntos en la misma trama inclusive en la que es inevitable hacer ciertas comparaciones). También colaboró Yoshiki Yamakawa en la dirección y contó con el trabajo de Yoshihiro Ike en la música (y que para mí resultó ser el apartado más rescatable).

B: The Beginning no se terminó ni de convencer a sí misma. A lo largo de los episodios estuvo intentando hacer una unión entre dos líneas argumentales (que de por sí ambas ya eran bien difusas) sin terminar de conectarse, fracasando en el intento y dándonos un argumento desprolijo sin mayor relevancia. A mí parecer, fue todo expuesto de forma superficial, sin lograr transmitir de forma clara ni interesante la idea central y con unos personajes bastante malitos que quedan en el olvido.

keith1.gif

B: The Beginning está ambientado en el reino ficticio de Cremona. Por un lado, tenemos a Koku (Kaji Yuki) el joven protagonista que en su rutina normal trabaja reparando instrumentos en un taller. Koku es portador de unos extraños poderes, presentándonos así el lado supernatural de los acontecimientos. Y por el otro, a Keith (Hirata Hiroaki), un conocido investigador de bajo perfil que se involucra junto a la RIS (policía real) en un caso de una serie de asesinatos donde el responsable es conocido como Killer B ya que siempre deja dicha letra en el lugar del crimen. Koku está en busca de cierta persona, y Keith busca respuestas de un caso pasado que al parecer guarda relación con Killer B. Así es como en un punto de intersección entre ambos, se comenzarán a desvelar los misterios que acontecen en Cremona.

koku

Resulta esquivo poder escribir de pleno sobre este anime, y es que es difícil hacerlo sin soltar uno que otro spoiler (pero no lo haré, para que estén tranquis) y es que la primera parte de nos tira pistas de forma indiscriminada para que luego, en la segunda parte, se empiecen a conectar y a revelar los secretos que, lamentablemente, resulta decepcionante y hasta indiferente. Los Reggie, Market Maker, Instituto Jaula Blanca, Dioses, etc. Conceptos que ayudan a formar el rompecabezas pero que, insisto, no terminan comunicando nada. Hay directores que plantean ideas de forma muy sutil, pero que logran penetrar en el espectador. Aquí todo pasó sin la intención de hacerlo y hasta sin sentido.

Los personajes, como había adelantado antes, resultaron ser malitos. Hay un personaje en particular, por mencionar a uno (pero que no develaré su nombre por razones) que resulta ser prácticamente el motor de existencia de otro de los personajes. Y dios mio, no podía estar más ni ahí con esa relación (y eso sólo mirándolo por un lado). Lo peor es que en un punto ocupa un eje central en el desenlace y te preguntas al final igual en tu interior cuando ya pasó todo: ¿y quién era este? Me da penita. Que al menos hubiese sido mejor que uno de los personajes se salvara, pero ninguno resultó entrañable. Ninguno (lo siento, Lily).

lily

Pero ya. No todo resultó decepcionante. Si hay algo en lo que este anime logra destacar (además de su OST, que igual tiene lo suyo) es en su animación. A estas alturas no es novedad que Production I.G nos demuestre el buen trabajo que hacen, sobre todo cuando la acción viene a escena. En general, la calidad se mantiene constante y no muestra mayores trabas. Tengo que decir que personalmente me atrae mucho el estilo de Kazuto Nakazawa a la hora de crear a sus personajes. Diseños llamativos y estilosos (al menos para los personajes que tenían cierto protagonismo en la trama).

Concluyendo, B: The Beginning no es un anime que recomendaría. O no esperes nada. En lo personal, esperaba este anime y admito que luego de ver la otra producción otaco de Netflix (Devilman: Crybaby) mi lucecita de esperanza se encendió y esperé a que la producción de Nakazawa me sorprendiera, pero no logra destacar quedándose en lo mediocre. ¿Con qué me quedo? la animación, la música, y el tema usado de ending The Perfect World (Marty Friedman feat. Jean-Ken Johnny, KenKen). De todas formas, espero que Netflix siga produciendo animu, pese a que B fue una patá en la guata.

bthebe1.gif



Me gustan los dulces como a Xerxes Break.