Love is like after the rain [Opinión]

Cuando partes leyendo la sinopsis de Koi wa Ameagari no You ni sin mayores pistas que esa, es natural que te cause cierta distancia la principal línea de su argumento: Una chica de 17 años se enamora del jefe de su trabajo de medio tiempo… el cual le triplica la edad con 45 años. Una premisa que genera desconfianza por lo incierto más teniendo las etiquetas de seinen y romance juntos ¿Esto se tratará del inicio de una relación de un hombre con una menor de edad? Pues no. After the Rain (como se tradujo oficialmente en inglés, aunque la traducción más correcta sería la del título de esta humilde entradita) sin concretar la clara incertidumbre, va incluso más allá que eso. La relación entre Akira Tachibana de 17 con Masami Kondou (aka Tenchou) de 45 presenta otros matices en que si bien hay un amor romántico unilateral implicado, se expresa tiernamente resultando un impulso de los involucrados al amor propio y conocimiento sobre ellos mismos. 

koi0

Para dar un poco más de información: After the rain está basado en el manga homónimo de la autora (y la cual debutó con esta historia) Jun Mayuzuki. El manga terminó el mes pasado con 10 volúmenes, un poquito antes de que finalizara su adaptación animada a manos de Wit StudioAyumu Watanabe estuvo a cargo de la dirección, Yuka Shibata del diseño de personajes y Ryo Yoshimata de la música, siendo éste el segundo anime en la que estuvo a cargo de dicha labor. 

La animación de KoiAme es, como esperarse: exquisita. La atmósfera en cada escena estuvo muy bien cuidada, con colores preciosos hechos para esta historia. La dirección estuvo dirigida con delicadeza y se sentía un poco esa nostalgia de la animación noventera. En sus 12 capítulos la calidad se mantuvo y personalmente quedé satisfecha con estos aspectos en general. Aprovechó su moderada popularidad, que en ventas en la versión impresa ha estado más que bien y pronto saldrá un live action. Redondito para la autora.

Ahora bien. Ya señalé en el título que esto se trata de una opinión (que ha sido por el momento la única temática que he publicado en Par de Pebres jeje) pero creo que en verdad ahora más que nunca escribiré desde un punto muy personal de lo que rescaté al final de terminar este anime. Pero bueno. No dejé explícito ningún spoiler… pero se pueden deducir ciertas cosas. Dejo el aviso.

koi4

Esto sonará un poco irónico, pero no sentí que se tratara del todo de una historia de amor como fue la primera idea que me dio antes de darle play al primer episodio. O sea sí, es una historia de amor, pero es más bien una de amor y reconciliación personal de los propios protagonistas (como había adelantado en el primer párrafo) usando como vía este amor romántico de un sólo lado (sí, estoy especificando a propósito sobre lo romántico para que también se vislumbre los otros amores).

Tachibana encontró cierto consuelo (sin desmerecer el amor auténtico que ella logró sentir) con Tenchou. Y Tenchou encontró en esta transmisión de amor un recuerdo a su pasado y juventud. A sus sueños, a lo que hizo y no hizo, a lo que podría haber hecho. A sus miedos, a sus errores pasados.

Ambos se dieron por vencidos por sus sueños. Tachibana dejando el atletismo por su lesión y Kondou a ser escritor debido a las responsabilidades que le llegaron con la adultez, como ser padre de un niño pequeño. La relación entre ambos no resultó incómoda porque estamos hablando de Tachibana… y estamos hablando de Tenchou.
Ambos representaban sus miedos de una u otra forma y este inicio de amor que comenzó por parte de la chica no tenía por objeto inicial cómo se terminan “amando” en un posible escenario, sino que mediante esto se permitieron ellos mismos seguir adelante con sus metas olvidadas y vistas como a sus alturas imposible, apoyándose el uno con el otro.

Es un anime que tiene su encanto, con una linda animación más un desarrollo y conclusión dentro de lo satisfactorio (aunque puede que un poco abrupto). Se manejó bien y se deja ver. No resulta quizá un indispensable en el género y a algunos les puede aburrir ciertas pausas que se tomaba en su desenvolvimiento (o la idea de la presentación de un amor con una notable diferencia de edad no convenza a muchos). Pero sin esperar mucho de esta adaptación aparte de lo visual, resultó una historia inocente y tierna sobre el crecimiento y apoyo de estos protagonistas y lo más importante: ambas partes por igual.

koiof.gif



Me gustan los dulces como a Xerxes Break.