Monos chinos para el corazón: 3-gatsu no Lion

Escrito y dibujado por Umino Chika (Hachimitsu no clover) 3-gatsu no lion mantiene el dibujo característico de la artista, pero se diferencia por lo mucho más que ahonda en las problemáticas de sus personajes en comparación a sus trabajos anteriores. Tocando temas como el bullying y la depresión desde distintas aristas, permite al lector o televidente involucrarse más aún con sus personajes, habiendo un espectro mayor de edades y personalidades.

Pero yendo de a poco, el manga comenzó a publicarse en el año 2007, su anime estrenó el 2016 de la mano de estudio SHAFT (amor eterno), con su segunda temporada en emisión, y además, cuenta con dos películas live action que estrenaron este año.

Todo comienza con Rei Kiriyama que con sus 17 años ya es un profesional del Shogi y vive solo gracias a ello, pero no porque sea lo que más quiere. Perdió a sus padres a temprana edad y en cierto modo, el shogi lo salvó, al ser adoptado por un jugador reconocido en el medio.

Al ser su única opción en el mundo, se especializó hasta lograr independizarse, dejando atrás a una familia descompuesta en cierto modo por su culpa. Con esto Rei se muestra a lo largo de la historia como un joven depresivo, que va aprendiendo a vivir por su cuenta sin mayor apoyo emocional. Aquí es donde las hermanas Kawamoto entran a su vida y se convierten en un pilar importante para él.

Un poco esquivo al inicio Rei siente que no merece la amabilidad de ellas, pero veremos como va superando sus barreras y de a poco se vuelve parte fundamental en la vida de ellas.

apreciación a Momo, porque es the cutest.

Con un arte increíble y una gama de personajes adorables, Umino Chika logró con esta obra cautivarnos a todos. Rei no siempre es el protagonista de la historia, y es que como en cualquier manga de deporte, los contrincantes también tienen cierto protagonismo, donde no puedes odiarlos pues también sus backtories llegan al corazón.

Y como dije anteriormente, temas delicados como la depresión y el bullying son abordados de forma sutil pero real. Las sensaciones son dibujadas de una forma muy especial, dejando un poco el entorno de lado, concentrándose en el personaje y su ahogo emocional.

El manga llegó a un nivel de apreciación tan grande, que la banda de jrock BUMP OF CHICKEN hizo dos vídeos musicales colaborando con Umino Chika, teniendo ambos una visión similar que se retratan tanto en las canciones como en la historia misma del manga, además, hicieron el primer Opening y Ending del anime.

El porqué leerlo ya depende de cada cual, el arte puede no ser del gusto de todos, así como el estilo de estudio SHAFT, pero para quienes se aventuren a leer el manga o ver el anime, no habrá vuelta atrás, y les aseguro que verán/leerán una obra 10/10.



Me gustan los monos chinos, y los chinos.