Otaku. No, no me refiero a ti, así se llama este glorioso libro.

Otaku, una palabra que es conocida en estos días por la gran mayoría de la gente joven. Siendo parte en memes de internet y en insultos. También se asocia con algunos autodenominados grupos urbanos. Es un tema que parece nuevo pero que tiene raíces en Chile que son bastante mas longevas y ramificadas que tu amor platónico con la waifu 2D de moda. A continuación le daremos una breve mirada a Otaku: Cuatro décadas de cultura popular japonesa en Chile.

Mi historia con este libro comienza en una reconocida feria de libros que se hace de forma anual en Santiago, Chile. Debía ir a atender ciertos asuntos en un stand y estando ahí me encontré con un libro con una portada que me captó de lleno y que puede ver a continuación:

Un Eva, comiendo un italiano mientras está sentado en la estación Mapocho (lugar donde se hacen los odiados/amados Anime Expo), todo mientras por el lugar caminan personajes de Jo Jo Bizarre adventures, las waifus de la serie Sakura card captor (TOMOYOOOO) Y Madoka sobre vuela el lugar en su modo dios-divino-pascua de resurrección. ¿No los capturó tamaño cross over que deja pequeño a Infinity War? pues a mí sí, y mucho.

Continuando con mi historia, luego de ver tamaño libro me acerqué y quedé de una pieza al ver que se trataba de un libro de ensayos. Cuatro ensayos, para ser precisos, que tocan los siguientes temas: Evangelion, Visual Kei, el ciberpunk y lo Kawaii desde una perspectiva feminista.  La lectura quizás se comience con dudas, pues es una obra que es pionera no solo en Chile sino que en la literatura hispana en general, Obras de este tipo abordando estos tópicos solo existían en inglés, por tanto Otaku, fue la primera obra en entrar en estas aguas en este lado del mar.

La obra se hace amena de leer y uno logra avanzar rápido y entusiasmado, en parte por los tópicos escogidos y como estos están relacionados y en parte por la pericia de la escritora,  Jacqueline Herrera, que muestra un muy manejo para mantener siempre la atención del lector.

Este ratón de bibliotecas logró comunicarse con la escritora, que amablemente nos habló un poco de como nació la idea de este libro.

¿Como nace la idea de este libro?

“La idea de este libro nació cuando Emiliano (editor de la obra) leyó mi tesis de grado y lo relacionó con mi teoría sobre evangelion. La tesis era sobre el cosplay y Visual Kei. Cuerpos Orientalizados se llama, está online. Algunos capítulos del anime fueron adaptados.”

(Lo sé, varios quizás quedaron con ganas de ver la tesis pero esperan que yo haga el googleo. Bueno, aquí está http://repositorio.uchile.cl/handle/2250/112795)

¿Cuanto demoraste en escribir esta obra?

“Como dos meses. Me apoyé mucho en parte de la investigación estética de mi tesis de grado, y en el día leía como 2 o 3 libros, que imprimía y subrayaba, para luego generar las citas y la teoría.”

Por último, si tuvieras que dedicar unas palabras a ese futuro lector de Otaku, ¿Que le dirías?

 

“Que el anime es un consumo activo, y que tiene mucho trasfondo crítico hacia la sociedad, es mas, como medio de comunicación y transformación social funciona excelente y este libro ayuda a dar el giro que no son sólo “monos shinos” sino que hay una narrativa apoyada por experimentación de medios detrás.”

 

Y para terminar, ¿umu o uwu?

“Ahahahahaha uwu sieeeempre”