The Promise Neverland y su mentira.

Después de un receso un poquito muy largo hemos vuelto al fin.

Ha pasado el tiempo y con cada manga y cada capítulo no me he aguantado la ganas de querer compartir con el mundo las cosas maravillosas que he leído, es por eso que hoy quiero hablarles de un manga que cada mes me tiene con tragedia y con ¿qué chucha va a pasar ahora? kind of feeling.

The Promise Neverland escrito por Kaiu Shirai y dibujado por Posuka Demizu es un manga de Weekly Shonen Jump que ha dado un giro tras otro desde su publicación. Destaca no sólo por el arte único de una de sus autoras, sino que también por los diálogos y plot twist constantes consiguen que mes a mes estés pensando en cómo sus personajes saldrán victoriosos cada vez.

Ray, Emma y Norman.

La historia de manera muy resumida es sobre un orfanato, o lo que parece un orfanato. Emma y sus hermanitos creen que vivir ahí es un paraíso, pues a pesar de no tener a sus padres tienen a Mama, la única funcionaria del lugar que los cuida y educa.

Siempre parece un orfanato como cualquier otro, a pesar de las constantes pruebas de inteligencia y rapidez que deben hacer, donde Emma, Norman y Ray están acostumbrados al puntaje perfecto.

Un día una de sus hermanitas se va, ha conseguido ser adoptada, se despide, pero Emma, nota que la pequeña olvidó su conejo de peluche favorito y corre a buscarla junto a Norman. Cuando llegan se esconden. Entre monstruos y sangre yace su hermana con una flor clavada al pecho.

A partir de ahí comienza una investigación por parte de los niños, que los lleva después a buscar la forma de salir y conocer el mundo. O sea, empieza a quedar la cagá.

Es un manga emocionante y lleno de intriga. Por más que busques pistas, nunca  sabes qué te espera, las opciones son infinitas y eso lo hace aún mejor, todo siempre es una sorpresa. Y aunque está lleno de tensión las autoras saben dar un toque de humor cuando es más necesario.

Y bueno, cualquier otro detalle está demás, porque de verdad es algo que se debe leer y disfrutar sin conocer mucho más que lo que acabo de contarles.

Espero lo lean y lo comenten!



Me gustan los monos chinos, y los chinos.