Y terminamos de ver A.I.C.O.: Incarnation

Tengo que decir que me costó darme ánimos para terminar este animu (aun así no se hizo taaan eterno, que sólo tiene 12 episodios). Era más por responsabilidad para ver qué onda con este nuevo anime de Netflix que por gusto. AICO era de los animes anunciados que más desconfianza me daba, y es que siendo trágica estaba esperando un desastre pero, quién lo diría: horroroso no fue. No terminó siendo el revoltijo sin propósito que fue B: The Beginning aunque sólo queda hasta ahí… que AICO termina proponiendo nada quedando en el olvido junto con sus personajes, pero logra al menos mantener su frágil estructura argumental (y frágil no tanto por la coherencia, sino por la potencia).

A.I.C.O. -Incarnation- se estrenó por Netflix el 9 de marzo de este año con todos sus episodios de una. Es un anime que pasó ahí, desapercibido, y dudo en realidad que pase de ese estado. En esto trabajó Kazuya Murata (director) y Yuuichi Nomura (principal en el guion y composición de la serie) a cargo del estudio Bones. Murata en la mayoría de sus trabajos anteriores ha estado ligado al género mecha, así que en AICO podemos ver un poquitín de eso dentro de toda esta historia. Hanaharu Naruko se encargó del diseño de los personajes y de aquí de primeras podemos observar la similitud con Suisei no Gargantia, otro anime dirigido por Murata y que en general el staff de AICO estuvo involucrado en el desarrollo del anterior mencionado.

aiko1.gif

Este anime se desarrolla (como no) en Japón en el año 2035. En este supuesto escenario, ocurre un evento que se conoce como “La Irrupción”. Esto fue ocasionado por un experimento biológico fallido, en la que hubo una proliferación exacerbada de células (como el cáncer) originando una materia de vida artificial, produciendo estragos en la ciudad y generando a la vez un ambiente tóxico para la vida (por lo demás que esta materia tiene prácticamente vida propia así que por ahí andará atacando a alguna persona).

La historia comienza dos años después de ocurrido el evento, donde conoceremos a la protagonista Aiko Tachibana que perdió a su madre y hermano en la irrupción. Por lo demás, ella se encuentra en rehabilitación luego de un accidente automovilístico que le ocurrió poco antes del suceso, y donde su padre falleció al protegerla. Así, como en la mayoría de los animes donde el o la prota se encuentra en la prepa, llegará un chico nuevo que vendrá a mover las cosas (y dude, llega el último día de clases antes de las vacaciones de verano, pa’ eso yo no voy sólo digo). El chiquillo, llamado Yuuya Kanzaki, con el típico perfil de bishōnen misterioso y distante (pero sin ser completamente insoportable) le contará a Aiko que lo ocurrido hace dos años tiene relación con la cirugía que le hicieron producto del accidente y que ella es la clave para terminar con La Irrupción, por lo demás, le dice que su mamá y hermano se encuentran con vida. El argumento se irá desenvolviendo entonces en cómo Aiko y Kanzaki se deberán infiltrar en el punto primario restringido por el gobierno junto con otros personajes que los ayudarán en la misión para terminar con el desastre.

aiko2.gif

Se intentó dar una idea de un escenario posapocalípticos bien particular (una pizca), pero la verdad en ningún momento sentí la esperada sensación de amenaza. La idea intentó ser original también pero, personalmente, me resbalaba mucho. Los personajes se quedaron en los estereotipos de participantes en una historia de ciencia ficción y sí, que eso no es del todo malo, pero carecían de encanto y todo lo que pasaba, por consiguiente, me resultaba irrelevante. En mi caso la culpa de no haber disfrutado el anime es que, más que por el hecho de que en sí el argumento no aportó nada nuevo, mi desconexión con todo lo que sucedía me hizo pasar de la serie, sorry. Aún así, como ya había por ahí comentado en un anterior párrafo, al menos la historia logró llegar a un cause y tomar cierta forma -a duras penas- pero lo hizo.

Quedó como un anime que aspiraba quizá un poco más, pero se quedó en lo simple. No deja nada a rescatar y una vez terminado ahí queda (ya se me olvidó todo ayia). Así que nop, no la recomiendo. Agradezco que en la recta final del anime no me aburrió del todo, pero si la hubiese visto o no, la verdad no me hubiera perdido de nada.

aiko4.gif



Me gustan los dulces como a Xerxes Break.