[En La Puerta del Horno] Detroit: Become Human

Desde que lo anunciaron, hace 3 años, Detroit: Become Human captó toda mi atención. Primero porque me encantán las novelas visuales, películas interactivas y, en general, todo juego cuyo fuerte sea la narrativa e historia, y en segundo lugar, porque el tema de los androides, inteligencia artificial y como nos afecta como humanidad, me llama muchísimo la atención. El lunes recién pasado Quantic Dream anunció que el juego había terminado su desarrollo, y que se lanzaría un demo. A pesar de que no querer probarlo porque no tengo plata para comprarlo, la calentura fue más grande, y lo único que puedo decir es: UFFFFFF!

La demo nos pone en la piel de Connor, uno de los 3 protagonistas, y básicamente podremos jugar una secuencia que ya había sido presentada el año pasado, en la cual podemos ver de cerca el gameplay, las opciones que tenemos y algunas características del juego, que obviamente ayudan a hacernos una idea general de lo que va a ser el producto final.

Partamos por lo superficial. Detroit: Become Human es, graficamente, un deleite. Jugado en una PS4 normal, tiene que ser uno de los juegos que más le saque el jugo a la consola, existiendo una gran cantidad de detalles, texturas y una iluminación súper buena. Respecto a las animaciones, este juego podría darle clases a Mass Effect: Andromeda, ya que en realidad se ven súper bien, y las expresiones se sienten bastante humanas y naturales, a diferencia de otras que son casi un chariderp kill me plz

En cuanto al gameplay, este juego no es muy distinto a Until DawnLife is Strange o los juegos de Telltale Games, aunque también cuenta con mecánicas propias, sacándole provecho a las habilidades de nuestros protagonistas androides. Específicamente, en la demo tenemos que salvar a una rehén, y para aquello es necesario entender qué es lo que está pasando y por qué. Para conseguirlo, nuestro protagonista puede investigar el lugar recreando asesinatos de acuerdo a las pistas encontradas, sacando sus conclusiones y abriendo opciones de diálogo y acciones a a realizar a la hora de enfrentar al enemigo, lo que hace que las posibilidades de éxito aumenten. Si no queremos hacer la investigación y preferimos ir directamente al objetivo, también es posible, pero esto podría hacer que el desenlace vaya de un extremo a otro, y por lo tanto el desarrollo de la historia se vea afectado.

De hecho, hablando de posibilidades, la demo cuenta con un flowchart que nos ayuda a ver las decisiones que hemos tomado y los posibles caminos a los que estas nos pueden llevar, que en este caso cuenta con 6 posibles desenlaces, aunque si bien cada uno es distinto a los otros, por lo que pude apreciar, no todos afectan la historia. El diagrama es súper detallado y tiene hartos símbolos, los que nos indican los caminos que hemos escogido, cuáles se han abierto y cuáles permanecen bloqueados, si acaso un evento tiene consecuencias o no, y la forma en que influye en la historia. Además, tenemos la opción de activar y desactivar las estadísticas, lo que nos va a permitir saber qué es lo que ha hecho la gente, tanto dentro de nuestra lista de amigos como también en el mundo.

En general, para mi la experiencia con esta demo fue la raja, y si bien en gran parte es gracias el gameplay y forma en que se va desarrollando la secuencia, otro elemento que está presente, y no puedo dejar pasar, es la música. La música es la raja, y acompaña demasiado bien los diálogos y situaciones, aportando harto al grado de tensión tanto durante el desarrollo de los diálogos y decisiones como también tras el desenlace. Realmente es un elemento súper importante y ayudó bastante a dar la sensación de estar viendo una buena película, que en el fondo es lo que este tipo de juegos intenta transmitir.

Para ir terminado, respecto a otros elementos que igual es importante mencionar, la demo tiene la opción de cambiar el idioma de los diálogos y de los subtítulos, independiente del idioma del consola (¡GRACIAS!), y tengo el agrado de decir que tanto el doblaje en español -latino- como en inglés son la raja. Además, y a propósito de las muchas quejas respecto a los textos enanos en God of War en algunos juegos, este título nos da la opción de elegir el tamaño de los subtítulos, lo que se agradece enormemente, y es súper útil para los que somos ciegos. Finalmente, al empezar a jugar podemos elegir entre dos niveles de dificultad, uno que se enfoca mucho más en la historia y en la que es más fácil progresar sin perder personajes, y otro que es supuestamente más desafiante y en el cual perder personajes sería más fácil.

Detroit: Become Human es por ahora exclusivo de PS4 y tiene todo para ser una película interactiva realmente la raja. Solo queda seguir disfrutando la demo, explorar el resto de posibilidades y esperar su estreno el próximo 25 de Mayo.



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.