[En la puerta del horno] Dragon Ball FighterZ Beta

Durante el fin de semana se abrieron los servidores para que todos pudiéramos probar la beta de Dragon Ball FighterZ, y como era de esperarse en el caso de una beta, la hueá simplemente se fue a la mierda. Entrar al lobby era un cacho -me tomó aproximadamente 20 minutos-, y luego, encontrar partidas, era aún peor. De hecho, no encontré ninguna.

Sin embargo, no todo es malo. Todos esperamos que si van a ocurrir este tipo de problemas, es mejor que pasen ahora a que pasen después, y hoy al despertar prendí mi PS4 y SORPRESA! Entrar al lobby me tomó solo un intento, y el matchmaking funcionaba la raja. Es más, solo dejé de jugar y empecé a escribir esto porque se me descargó el control, alcanzando a jugar 23 partidas súper fluidas, con lag solo en una.

Pero lo importante, ¿qué tal es el juego?

Partamos por lo siguiente: amo los juegos de pelea, pero soy bastante malo. Bajo esa premisa, empecé a jugar la beta bastante derrotado, asumiendo que iba a perder todas las partidas, pero la cosa no fue tan así. Mientras jugaba los tutoriales y revisaba los movimientos de algunos personajes, me di cuenta que el juego en general es bastante básico y simple; no existe una gran variedad de combos, y muchos ataques pueden hacerse pulsando repetidamente un botón, cosa que es penca para los que son más expertos y dados a este tipo de juegos, pero también piola para los que somos derechamente mancos, aunque si ustedes son parte de este grupo, no se pongan tan contentos.

El tema con los combos es que si bien se pueden hacer de forma automática, jugar así te limita bastante. En primer lugar, los combos van a ser siempre los mismos, y aunque es bacán que te entregue esa sensación de “conchetumadre estoy manejando al Cokú y estoy haciéndolo la raja”, también te vuelve un adversario predecible, siendo fácil que los más bacanes te saquen la cresta igual. En segundo lugar, abusar los auto combos se ve reflejado negativamente en el Ki, ya que por lo que pude cachar, hacer un combo automático consume una barra, a diferencia de los manuales.

Este último punto lo encontré bacán, ya que es piola que hayan acercado la dificultad al común de los mortales, pero también hay una invitación a no quedarse ahí e intentar dominar a los personajes con un estilo propio. De hecho, a pesar de que los movimientos por personaje no son demasiados, la forma en que los uses y combines, hacen que las peleas sean súper dinámicas y rápidas. Si a esto sumamos la posibilidad de intercambiar personajes y recibir apoyo en medio de la batalla, la cosa mejora aún más.

En cuanto a los personajes, el modo online de la beta nos permite probar a 11 (Goku, Vegeta, Frieza, Cell, Krillin, Piccolo, Androide 18, Gohan (Adulto, Nappa, Beerus y Kid Buu), y un par más en el modo tutorial. Aunque solo probé a 7, es bacán confirmar que efectivamente no son simplemente cambios de skin. Todos los personajes son distintos, y si bien se utilizan de manera algo similar, eso es solo en la base, ya que para utilizarlos bien y hacer combinaciones la raja hay que dedicarle un poco de tiempo a cada personaje, habiendo -obviamente- algunos más complejos y difíciles de usar que otros.

Para finalizar, en lineas generales la beta me pareció la raja. Por un momento me preocupó que los servidores cagaran y no pudieran arreglarlos, pero a pesar de que se demoraron, hoy ya se encuentran completamente funcionales. Las peleas son súper entretenidas, muy rápidas y fluidas, y todo con una animación tan, pero tan la raja que da toda la idea de estar viendo el anime.

Al final lo único que queda es esperar el 26 de Enero y disfrutar de este maravilloso juego en su totalidad.



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.