John Wick llegó a las viñetas

Ah, John Wick. Por ahí en el año 2014 llegaba a los cines una de las mejores películas de acción del último tiempo, donde se nos presenta la historia de John (Keanu Reeves), un asesino a sueldo retirado, pero que debido al asesinato de su perro decide volver a las canchas para cobrar venganza. ¿Cachan el plot? A quién no le podría gustar este personaje, si se va a dedicar a asesinar a quienes mataron a su mascota.

Luego, a principios de este año (2017), llega John Wick: Chapter 2, donde podemos continuar con la historia de nuestro asesino favorito, conociendo más del mundo en el que vive, las redes de asesinos a través del mundo, como se mueven las armas y como, en el fondo, todos están -de una u otra forma- metidos en el cuento.

John Wick: Chapter 2 es tan buena como la primera película, aunque obviamente con una trama distinta, y uno de los aspectos que la hace tan buena es que se explora mucho el mundo, abriendo un montón de posibilidades tanto hacia delante como hacia atrás. Y justamente esta última, la de ir hacia el pasado, es la que decide explorar Greg Pak a través de los cómics. Si bien el primer número salió en Septiembre y actualmente ya van para el cuarto, al parecer hace poco se filtró el primero en los internets, del cual les vengo a hablar.

John en su infancia

La historia parte en El Paso, Texas, cuando John que se encuentra en una especie de cafetería (?), disfrutando de las cosas simples de la vida: un pie. En el mismo lugar se encuentra una pareja bastante ruidosa que durante su conversación mencionan a un tal Pecos, y una dirección. El nombre parece llamar la atención a John, que luego de terminar su pie se dirige a comprar leche, alimentar a un gato callejero y finalmente hacia la dirección escuchada en la cafetería, para terminar durmiendo en un sucucho de mala muerte. Just John Wick stuff.

Mientras duerme, y a través de sus sueños podemos ver un flashback que nos presenta por primera vez a la infancia del personaje, además de quienes serían los principales antagonistas: Los 3 Bill, entre ellos Pecos, que en un intento por asesinar a un joven John, terminó cobrando la vida de muchos inocentes como daño colateral.

Un par de viñetas después podemos ver como Pecos y un grupo de sujetos intenta robar a un hombre en la dirección mencionada anteriormente, y por fin llega un poco de acción. John acaba con todos y aprovecha de cobrar venganza, asesinando a Pecos. ¿Quién era el hombre a quien estuvieron a punto de robar? Charon, un viejo conocido para quienes vieron las películas. Charon conversa con John, demostrándonos que ya se conocían, y le ofrece reintegrarlo al Continental (territorio neutro donde se reunen los asesinos) para facilitarle la tarea de encontrar y enfrentarse a los otros 2 Bill -quiénes por esas cosas de la vida también son asesinos a sueldo, y miembros del Continental-, a cambio de que en esta ocasión se comporta de acuerdo a las reglas.

El primer número de John Wick es piola. Retrata bien la personalidad del personaje; poco diálogo, callado y tranquilo, pero también letal cuando tiene que serlo. Además, hace bien la pega de presentarnos inmediatamente un conflicto, además de algunas dudas como por ejemplo, qué fue lo que hizo John para dejar de ser parte del Continental. Lo que no me gustó fue el tema de los colores y paisajes. Algunas viñetas se ven muy vacías, y los colores no pegan mucho con lo que estábamos acostumbrados a ver en las películas. Los personajes, por otra parte, están súper bien hechos.

La única viñeta, junto a la portada, con un estilo más cercano a las películas.

En líneas generales la lectura fue rápida y entretenida, y me dejó con ganas de leer el resto de números para cachar qué onda los conflictos, y cómo John Wick pasó de ser un asesino un poco amateur al ya profesional y temido Baba Yaga que conocimos en la pantalla grande.



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.