¿Es Blade Runner 2049 una buena secuela?

No voy a mentir. No había visto Blade Runner hasta hace aproximadamente 3 semanas antes del estreno de 2049, queriendo subirme al tren del hype tanto por la temática de la película, como también porque en el último tiempo me he convencido de que Ryan Gosling no tiene (o tiene muy pocas) malas películas. Incluso esas bien mamonas de sus inicios son piola.

La original me encantó, y si bien se suele decir que las segundas partes nunca son buenas, en este caso dicha afirmación claramente no aplica. Blade Runner 2049, que se ubica 30 años después, en un mundo en que los replicant han superado sus “defectos”, es simplemente perfecta.

Lo primero que necesitan saber es que esta película es larga. En serio, 2 horas y 40 minutos aproxidamente. Al principio me da un poco de paja pensar en estar sentado en el cine todo ese rato porque los asientos son súper incómodos, y porque no aguanto demasiado tiempo concentrado en una misma cosa aló, ¿deficit atencional?. Me llevé una tremenda sorpresa porque la película se me hizo cortísima. Sí, es larga y es lenta, pero no es en ningún momento aburrida. Fueron casi 3 horas maravillosas.

La película se toma su tiempo para presentar a los personajes y mostrarnos distintos razgos de su personalidad, pero lo hace con buenos diálogos y con una imagen Así se llama? No tengo idea de cine preciosa, que de verdad uno podría mirar y mirar y sin aburrirse.

A medida que avanzan los minutos, nos presentan una temática e historia que se vale por sí misma de principio a fin. Obvio que haber visto la original da un gran plus, pero no es algo 100% necesario, y tampoco vamos a salir del cine pensando en continuaciones, a pesar de que la película de para construir todo un universo, se nota que ese no es el fin, y se agradece.

Sorpresas, sorpresas

La hermosa Ana de Armas, que interpreta a Joi, un holograma.

Una de las cosas que más me gustó de esta película es que no me sentí spoileado por los trailers. Ver la película es una experiencia en la que uno está constantentemente descubriendo cosas, y creo que eso es fundamental para que una película de tanta duración se haga corta.

Desde que empieza la película nos empezamos a enterar de pequeños detalles y, yo al menos, empecé a armar teorías sobre qué estaba pasando y qué iba a pasar. Y si bien hay algunas escenas que básicamente intentan decirte “oye, hueón, por si no te diste cuenta esto se relaciona con esto y pasó por esto otro”, y quita la posibilidad de encontrar nuevos detalles en una segunda pasada, la película tiene suficientes preguntas y respuestas para mantenerte enganchado durante el total de su duración.

La música… oh, la música

La saga de Blade Runner nos presenta todo un universo lleno de vida, y uno de los factores que le dio esa vida a la original fue su banda sonora, y 2049 no se queda atrás.  Hans Zimmer hace un trabajo simplemente la raja. Se nota que su composición toma como base la que hizo Vangelis, y crea una atmósfera que acompaña a todo el universo, la imagen y los personajes a la perfección.

Tienen que verla

Tal vez escuchar la banda sonora por sí sola no es la gran cosa, pero es solo una muestra más de que esta película es una obra de arte en su totalidad. La música, la dirección fotográfica, las interpretaciones y la historia hacen un todo que, y le voy a poner todo el color, más que una película, se transforma en una experiencia.

Pero al final, ¿qué importa lo que piense yo? Lo mejor es que la vayan a ver y ustedes decidan si les gustó o no; una de las capacidades más humanas y propias que tenemos.

 



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.