Comentamos Star Wars: Episode VIII – The Last Jedi [Sin spoilers]

The Last Jedi, dirigida por Rian Johnson, es la octava entrega numerada dentro del universo de Star Wars, y secuela directa de The Force Awakens (2015), película que si bien es superior a las precuelas (I-II-III), fue muy criticada por utilizar una estructura igual muy similar a la del episodio IV, A New Hope. En el caso de esta nueva entrega, si bien los errores están presentes y la perfección aún parece distante, estamos frente a una mejor película que el episodio VII, y que, en mi opinión, se siente muy distinta al resto de la saga.

Una de las tareas que tenía que cumplir este episodio era el de terminar de consolidar a los rostros que conocimos en The Force Awakens. Si bien el objetivo se cumple con creces respecto a PoeReyKylo RenFinn pasó de ser un personaje entretenido a uno sumamente irrelevante, y pareciera que ya no tiene cabida, por más que intenten probar lo contrario, dentro del universo. De hecho, la irrelevancia de Finn viene de la mano con el, según yo, mayor problema de la película; es que en general todo lo que hace este personaje es intrascendente dentro de la historia, y por lo mismo, cada una de sus escenas se sienten como relleno, y me da la sensación de que pudieron ser mucho mejor trabajadas y explotadas.

Por otro lado, como mencioné en el párrafo anterior, podemos conocer mucho mejor a PoeRey Kylo Ren, dejando destacar simplemente por poseer mayores dotes artísticos que Hayden Christensen (Anakin Skywalker en los episodios II y III) y su carisma. Destacan porque podemos conocer un poco más de ellos; podemos conocer  sus anhelos, sus miedos y dudas. Nos muestran que no todo es blanco y negro, que los protagonistas cuentan con sus grises, otorgándoles la sustancia de la que carecieron en The Force Awakens, y entregándoles suficiente potencial para consolidarse a futuro.

Ahora, darnos a conocer a estos personajes tuvo como consecuencia una película mucho más lenta que cualquier otra de la saga (en mi opinión), lo que ha molestado a varios fanáticos. En lo personal, para mi una película lenta no es un problema, y de hecho ese factor me hizo disfrutarla bastante. A través de los minutos el conflicto empieza a crecer, comenzamos a resolver dudas y sorprendernos con varios elementos, concluyendo todo con batallas y escenas MUY la raja. Algunas tanto, que incluso se pudo “escuchar el silencio” en la sala. El problema, de nuevo, es que todo esto es acompañado por esas escenas de “relleno”, aunque más que opacar el resto de la película, terminan siendo -lamentablemente- olvidables.

A pesar de lo anterior, y de que The Last Jedi deja bien parados a todos los personajes, excepto a Finn, las escenas de Luke y la Leia tienden a quitarle protagonismo a los protagonistas. Y en realidad es algo un poco inevitable por lo que significan tanto dentro como fuera del universo. La expectación por ver al fin a Luke tras su nula participación en TFA, y el hecho de que Carrie Fisher haya muerto (mucha penita :(), fueron factores que muchas veces me hicieron emocionar y sentirlos más protagonistas de lo que debieron haber sido, restándole un poco a los rostros jóvenes.

Punto aparte, siento que Rian Johnson dejó volar su imaginación con todo y nos mostró lugares que nunca habíamos visto, y a la vez, criaturas nuevas que ayudan a expandir aún más el universo, favoreciendo la inmersión y haciéndome sentir que los planetas tienen MUCHA vida. Gracias por los Porgs. Gracias.

The Last Jedicomo dije en un principio, no es una película perfecta, pero es bastante mejor que su predecesora (que me encantó), y a pesar de sus falencias brilla por sus victorias, dejándonos MUCHO potencial para el episodio IX, a estrenarse en 2019.

 



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.