Comentamos la 4ta temporada de Black Mirror

¿Qué es Black Mirror?

No había tenido la oportunidad de hablar sobre Black Mirror en esta página culia muerta, así que rápidamente les cuento de qué trata. Black Mirror -llamada así por la forma en que nos podemos reflejar en los aparatos tecnológicos estando apagados- es una serie que en cada episodio nos cuenta historias distintas; historias sobre cómo la tecnología nos afecta, nos deshumaniza y como -en la mayoría de los casos- termina por dominarnos, volviéndose en nuestra contra y transformándose en algo negativo.

A lo largo de sus 3 primeras temporadas la tónica ha sido siempre el de dejar un mensaje bastante pesimista respecto a la forma en que la tecnología podría afectarnos tanto como sociedad como individualmente, realizando críticas a los medios de comunicación, política y redes sociales, entre otros. Sin embargo, con la llegada de su 4ta temporada, también surgió la información sobre un cambio de tono, lo que preocupó a varios de los fanáticos -incluyéndome.

Y la temporada 4, ¿qué tal?

Al terminar el primer episodio de la cuarta temporada, “USS Callister”, el cambio de tono se nota al tiro, ya que a diferencia de muchos otros capítulos, podemos ver como los protagonistas terminan casi dominando la tecnología y viviendo felices por siempre, en lo que es un mensaje bastante “esperanzador”, pero que no termina de convencer ni por la crítica que realiza ni por su mensaje, y que a fin de cuentas es un episodio bastante como las weas. El peor de la temporada y probablemente uno de los peores de la serie.

Sin embargo, el resto de capítulos, a excepción de Hang The DJ” del cual hablaré luego, son bastante fieles a lo que estábamos acostumbrados en las temporadas previas. Episodios como Arkangel” o “Crocodile” nos muestran como los avances tecnológicos pueden volverse “supuesta” “efectivamente” útiles respectivamente, y en ambos casos vemos que de una u otra manera terminan siendo perjudiciales. Yendo un poco más al extremo, el episodio “Metalhead” (mi segundo favorito) nos muestra -sin contexto alguno- el que bien podría ser un “capítulo final” dentro de la serie, mostrándonos de forma un poco más “experimental” la manera en que la tecnología literalmente se encarga de dominar y perseguirnos hasta eliminarnos. En los 3 casos, el mensaje es bastante pesimista, con harta crítica e invitándonos a la reflexión, volviendo a lo que estábamos acostumbrados en las temporadas anteriores. ¡Gracias!

En el caso de “Hang The Dj” el mensaje intenta ser derechamente optimista, pero a diferencia de lo que ocurre en “USS Callister”, acá sí funciona tanto en la forma en que se presenta la historia, como también en los argumentos utilizados. Y a pesar de que tiene claramente un tono mucho más liviano, siendo de hecho una historia romántica, no se deja de lado la crítica para nada, y termina funcionando bastante bien, siendo casi un “sucesor espiritual” de “San Junipero” (temporada 3), que es la raja.

Finalmente tenemos “Black Museum”, que es lejos el mejor episodio de esta temporada, y tal vez uno de los más importantes de toda la serie, ya que hace referencia a casi todo el resto de episodios y de manera mucho más clara que simples easter eggs, abriendo aún más la posibilidad de conexión entre todos los capítulos y de que cada una de las historias presentadas hayan ocurrido dentro del mismo universo. Además, este episodio nos muestra 3 historias aparentemente independientes, pero que terminan conectándose, haciéndolo -en mi opinión- uno de los mejores episodios de esta temporada (junto a “Hang The DJ” <3), realizando fuertes críticas a la experimentación desmedida y a lo deshumanizadora que puede llegar a transformarse la entretención, siendo un perfecto cierre para la temporada 4.

TL;DR

La temporada 4 de Black Mirror tiene más lados positivos que negativos. El cambio de tono existe, sobre todo en los episodios “USS Callister” “Hang The DJ”, con un resultado bastante negativo en el primero y, por el contrario, muy positivo en el segundo. El resto de episodios es bastante fiel a lo que ya se nos había mostrado, y en líneas generales sigue siendo una de las buenas series de los últimos años.



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.