The End of the F***ing World

Necesito contextualizar antes de empezar. El otro día eran aproximadamente las 2 de la mañana, y luego de que una amiga me recomendara ver “The End of the F***ing World”, me dije “ya, voy a ver un capítulo para cachar que onda”. La cosa es que me dieron pasado las 5 de la mañana, y no había visto solo un capítulo pa’ cachar que onda, sino que vi los 8, y obviamente tengo que hablarles de la serie, porque ¿realmente vimos o jugamos algo si no les hablamos de ello en Par de Pebres? No po.

“The End of the F***ing World” es una comedia dramática romántica (????) original de Netflix, que consta de 8 capítulos de 20 minutos aprox, y nos cuenta la historia sobre AlyssaJames, dos adolescentes inadaptados que van al mismo colegio y están pasando por esa edad de mierda de autodescubrimiento, dudas, depre y rebeldía, en la cual intentan encajar, mostrar una imagen distinta a la real, y que en general son bastante infelices con la vida que llevan.

Alyssa, la chica nueva del colegio, media hater y anti sistema, está chata de sus compañeras y lo absurdas que pueden llegar a ser y chata de su familia que es bien como el pico, y en una especie de “necesito algo distinto”, le mete conversa James, volviéndose más o menos su polola forzada. Por otra parte lo tenemos a él, este chico que vive con su padre, que ha sufrido experiencias traumáticas y que le cuesta relacionarse al punto de llegar a sentir algo, definiéndose a sí mismo como un psicópata, y que solo tiene en mente poder asesinar a alguien. ¿Su posible víctima? Alyssa.

De esta manera comienzan su extraña relación, sirviendo cada uno como apoyo del otro, siendo James una especie de cable a tierra para Alyssa, y ella revolucionándolo por completo, convenciéndolo incluso de escapar de su hogar, aunque claramente con objetivos distintos. Por una parte tenemos el deseo impulsivo de escapar de la realidad, y por otro la mente calculadora de un chico que solo quiere seguir la corriente, esperando el momento perfecto para satisfacer su deseo, y asesinarla.

En general, “The End of The F***ing World” es una serie bastante entretenida y livianita, presentándonos una historia piola que se va complicando a medida que pasan los capítulos, y hace cambiar la forma en los protagonistas se relacionan, viendo su evolución, descubrimiento y reconocimiento de sí mismos.



Me gusta la filosofía, los juegos, series y el vinito. Hincha de la U y de Asuka. En twitter soy @Piplash.