Hands on, ¿vale la pena? Doom Nintendo Switch

Vamos a comenzar todo con un rápido y conciso : Si ya tienes este juego en otra plataforma, no, no lo compres denuevo, a no ser que quieras jugarlo en el metro o algo así.

Como ya sabrán Doom salió de forma tardía para Nintendo Switch, principalmente porque bueno, el juego salió el 2016 y la Switch en 2017, así que dah.

Uno de los aspectos que más ha sido tratado en debates de internet ha sido sin duda su calidad gráfica, ya que existen como siempre opiniones divididas, en donde unos se sienten decepcionados por la calidad gráfica y el lock de fps a 30 y por otro lado, algunos consideran que el hecho de que sea portátil es más importante y los gráficos de todos modos se ven bien, además que el lock a 30 no afecta de mayor manera la experiencia de juego.

En lo personal y ya teniendo unas cuantas horas de juego en el cuerpo, puedo decir que sí, efectivamente podemos notar una diferencia gráfica que si bien no es enorme, es bastante notoria, pero ojo, esto no quiere decir que se vea mal en switch, muy por el contrario, el juego rinde súper bien y se ve bien lindo, realmente siento que no tiene casi nada que envidiar a las versiones full sobremesa, excepto por ese pequeño gran detalle, los fps.
No tiendo a ser un FPS fag ni nada por el estilo, pero la diferencia entre 30 y 60 es imposible no verla ni mucho menos no sentirla, por lo que si bien no te quita la posibilidad de vivir un buen juego, si te cierra a posibilidades visuales más reducidas en donde quizás no sentirás el frenetismo de este juego como es debido o como lo pensaron en un principio sus creadores.

 

Como pudieron ver en la imagen anterior, el juego se ve un tanto más opaco y menos definido que en su versión para ps4, de hecho, cuando estaba jugando sentí ese -para mí- incómodo efecto “niebla” en la pantalla [durante el modo portátil] y en un principio se hizo bastante ugh qué paja, pero ya pasados unos minutos y teniendo que estar técnicamente disparando a todos lados y curándome a cada rato, dejé eso en un segundo y quizás tercer plano, maravillándome del hecho de que un juego de esta calidad corriera en una weaita que es del porte de un tablet, sin irse a la chucha.

Ya habiendo establecido que sí, bajamos la calidad gráfica y sí, también bajamos los fps a unos 30 ESTABLES, podemos comenzar a hablar de la calidad del juego en sí, es decir, el contenido, su calidad y su objetivo.
Tal cual podríamos imaginar tanto por su portada o por entregas anteriores, Doom es la cagá, tanto porque el juego es bueno como porque realmente es la cagá, literalmente, está la cagá en la pantalla, está la cagá en el entorno y está la cagá en el infierno. Lo que Doom nos ofrece es nada más y nada menos que el caos mismo, matar todo lo que se mueva, desmembrar, quemar, explotar golpear demonios que intentarán matarnos porque sí y obvio tenemos que defendernos, teniendo esta premisa, sólo podemos esperar que la experiencia sea acorde y grata y puta, lo es. Su música, a pesar de ser estereotípica af, acompaña súper bien el transcurso pero queda en un plano olvidable a más no poder, tal cual canción de metal instrumental genérica, pero hey, en un juego de este estilo, al menos yo siento que eso está bien.

En cuanto a la jugabilidad, Doom es una delicia, sus controles son muy básicos e intuitivos y sus niveles de dificultad son todo lo que prometen, ahora le sumamos el factor movimiento de controles y puta, qué mejor, ya que en ocasiones está tan la cagá que viene súper bien poder apuntar con un poco más de precisión, aunque cuesta acostumbrarse, para qué mentir con eso.
De la historia no esperen mucho, aunque tampoco es mala mala, pero si van a jugar Doom por la historia…puta, no, no lo hagan porque va a ser una experiencia bastante mediocre e incluso hasta podría no producir sensación alguna, jueguen este juego para matar weás, para mejorar puntajes en arcade o simplemente para desmembrar porque sí.

Ya terminando esta “breve” reseña de Doom, no me queda más que recalcar, si tienen otra consola donde jugarlo, juéguenlo ahí, si ya lo compraron, no lo compren denuevo. Que no se mal entienda, el juego es bacán, en switch es bacán, pero la diferencia de precios aún es muy grande como para optar por Doom en Switch [40 Mil] por sobre Doom en PS4 [20 mil, quizás menos] siendo que en esta última obtendremos una mayor resolución y una “mejor jugabilidad” en cuanto a fps se trata.



Tutturu~ Amante de Blazblue y los juegos de ritmo. No veo monos chinos pero sí los juego.